Carta del Decano del CPITIA a los ingenieros técnicos en informática


Por una informática digna:

Carta del Decano del CPITIA a los ingenieros técnicos en informática

carta del decano del cpitia a los ingenieros técnicos en informática

Estimados ingenieros técnicos en informática:

Como ya sabréis, la ingeniería técnica en informática, es la única profesión de ingeniería técnica excluida del ámbito de las profesiones reguladas en España. Sí, es absurdo que existan más controles para ser portero de discoteca o instalador del butano que para diseñar e implantar un sistema informático.

Pese a las tan proclamadas bondades de las TIC, el Gobierno de Mariano Rajoy ha tratado por todos los medios de acabar con nuestra profesión sin que, hasta la fecha, se conozca motivo alguno.

Pese a la próxima llegada del mercado único digital europeo y pese a que las TIC son un vector global de cambio socioeconómico, es la intención del Gobierno de Mariano Rajoy que la ingeniería técnica en informática desaparezca legalmente y, por el momento, lo está consiguiendo.

Las consecuencias de esta situación son:

  • Desaparece la ingeniería técnica en informática. Se cumple el deseo de muchos. Por fin desapareceremos y dejamos el camino libre al ejército de aficionados y “reciclados” de otras profesiones para erigirse como los nuevos y verdaderos profesionales TIC. Dejaremos de ser un problema.
  • Nuestros títulos no otorgan ninguna cualificación al no estar regulados. Se consuma la mayor estafa en la historia de las titulaciones superiores en España: ¿para que invertir tiempo y dinero en obtener una titulación que no te otorga ninguna cualificación? Las titulaciones superiores en informática tienen sus días contados en España ya que según el Servicio Estatal de Empleo, no estamos cualificados ni para manejar un PC.
  • Nunca tendremos atribuciones profesionales. No las hemos tenido hasta ahora y menos tras el rechazo del PP a que las tuviéramos bajo el pretexto de que “ahora no toca”. No estamos ni en el CATSI, ni en ningún tipo de comisión para decidir nada, ya que legalmente no existimos.
  • Los títulos actuales no tendrán validez. Al no reconocernos España como profesionales cualificados, ningún otro país de Europa lo hará. Tendremos que irnos de Europa para ejercer nuestra profesión.
  • Los actuales estudiantes están siendo objeto de engaño. La mayoría de universidades no informan de que sus títulos no otorgan cualificación legal alguna temiendo una huida en masa que dejaría vacías a las escuelas de informática.
  • Al no existir, por lo dicho en los puntos anteriores, nuestros títulos no se corresponderán a ningún título europeo, dado que no se necesitan cualificaciones de ninguna clase para prestar servicios de ingeniería técnica en informática en España. La nueva especialidad de Telemática de los ingenieros de Telecomunicación recoge las competencias de la informática por lo que serán ellos quienes se queden de forma fraudulenta con nuestra parcela de trabajo y trabajen en España y en Europa como informáticos, con todos los derechos que se nos niegan.
  • Las universidades tendrán vía libre para inventar títulos relacionados con la tecnología de forma local y diferente entre ellas así como cursos de certificación de cuantos aspectos se les ocurra. El soñado desmembramiento de la informática en parcelas a repartir, está servido y empezaremos a ver títulos oficiales de ingeniería de big data, ingeniería en informática sanitaria, ingeniería de videojuegos…
  • Es una falacia decir que hay pleno empleo entre los ingenieros técnicos en informática como argumento para no regular la profesión, por ser innecesario. En la inmensa mayoría de los casos ocupan puestos de técnico en informática, de cualificación muy inferior a su preparación académica. Para colmo se dan ya casos de exclusión laboral de profesionales que se quedan en el paro pasados los 40 años.

Estimado ingeniero, de ti depende que se consume la liquidación de tu profesión.

¿Te quedarás cruzado de brazos, incrédulo, mientras te quitan tu futuro?

¿Te quedarás cruzado de brazos mientras gente interesada te dice que no pasa nada y que no te preocupes?

Quedarse en silencio, sin hacer nada, es ser cómplice de todos aquellos que pretenden la aniquilación de uno de los mayores cuerpos profesionales de España y, sin duda, el que mejor futuro debería tener.

¡Movilízate por una informática digna!